Blog personal de Suso, que te ofrece tú dósis de información diaria, con diversas y variadas opiniones, y un amplio espacio dedicado al apartado visual y entretenimiento.

sábado, 16 de febrero de 2008

Reportaje: Lo que está por venir: Cámaras de Vídeo

Seguimos nuestro repaso a lo que veremos en los próximos meses con las videocámaras, que se están aprovechando del auge de la alta definición para convertirse en un elemento a renovar a corto plazo.

Las siglas HD se han convertido en un chollo para los fabricantes de televisores, y el sector de las videocámaras no quieres quedarse atrás, aprovechando al máximo el tirón y convenciéndonos de que nuestra cámara de toda la vida ya no está a la altura.

En un momento en el que muchos todavía no disponemos de televisores Full HD en nuestras casas, y en el que casi ninguna cadena emite en alta definición, el mercado parece empeñado en convencernos de que, nos guste o no, tendremos que pasarnos al estándar HD. Por lo tanto, si tenemos que comprar una nueva videocámara a medio plazo, esto es lo que nos encontraremos.


Definición y color

Si te han conseguido "colocar" una pantalla capaz de mostrar vídeo a 1920x1080, no vas a grabar tus vacaciones en unos pírricos 720x576, ¿verdad? Esa es la gran trampa en la que nos han hecho caer los fabricantes. Cuando compras la pantalla, no tienes nada que ver a esa resolución, pero tranquilo, que ya te lo venderán.

Cada vez más y más cámaras son capaces de grabar en alta definición, ya sea 1080 entrelazado, o 1080 "real" o progresivo. La diferencia es que en el caso del entrelazado, cada fotograma contiene la mitad de información (y de resolución), mientras que en progresivo, cada fotograma contiene una imagen a 1920x1080.

Además de sensores de mayor resolución, cada vez va a ser más común encontrarnos que las cámaras tienen 3 en vez de 1. El motivo es que con una configuración de 3 sensores (CCD o CMOS) dedica un sensor a cada color, mientras que si sólo tenemos uno, la discriminación se realiza a través de filtros, proceso que hace que se pierda intensidad de color.

Anteriormente este tipo de configuraciones estaba limitado a las cámaras profesionales o de gama alta, pero el abaratamiento de estos sensores hará que se vaya extendiendo a todas las gamas.


Nuevos codecs

Al principio, nadie pensaba en codecs cuando tenía una cámara (como mucho tamaño de la cinta), pero la relación cada vez más estrecha entre informática y vídeos caseros ha hecho que del estándar AVI (DV PAL) de las miniDV de toda la vida hayamos pasado a las que grababan directamente en formato DVD PAL (MPEG2 a 720x576), y ya más recientemente a codecs que hasta hace poco sólo se utilizaban para la difusión de vídeo a través de internet, como el h.264.

Con la llegada del vídeo de alta definición, también llegan nuevos estándares. Desde el HDV, basado en MPEG2, hasta el AVHCD, basado en el h.264, pasando por el XDCAM, basado de nuevo en MPEG2, las diferentes compañías están en plena guerra de formatos.

Si lo único que vamos a hacer es utilizar el software que venga con la cámara que compremos para realizar sencillas composiciones, el hecho de que nuestra cámara grabe en uno u otro formato nos dará lo mismo. Sin embargo, la pesadilla de los formatos se presentará en toda su crudeza a los que tengan que editar metraje filmado por cámaras de diferente formato.


Nuevos soportes

El soporte magnético (las cintas de toda la vida) siguen siendo la opción más económica, fiable, y todoterreno que hay, pero parece que tienen los días contados, si tenemos que hacer caso de todos los nuevos lanzamientos de las diferentes marcas.

La cinta, con todos sus pros, tiene también sus problemas. Por un lado, complica mecánicamente la cámara, y aumenta su consumo. Además, si tenemos que descargar el metraje grabado, tardaremos exactamente lo mismo que el tiempo que hayamos estado filmando.

El disco duro, por contrario, permite una gestión mucho más rápida de la información, tiene un consumo reducido, y con la reducción de tamaño constante de estos dispositivos, facilita que las cámaras puedan ser cada vez más compactas. En su contra, su poca tolerancia a las vibraciones y movimientos bruscos.

Las tarjetas de memoria están ganando mucha fuerza debido a su precio cada vez más competitivo y su mayor velocidad de transferencia de información, y el futuro a medio plazo parece mostrarlas como medio preferido por encima del resto de soportes.

El sustituto natural del DVD como soporte de grabación ya está en el mercado, y se llama BluRay. Sin posibilidad de llegar a ser la opción preferida por la mayoría (dado que por un lado los soportes vírgenes todavía tardarán en bajar de precio de una manera sustancial, y por otro tiene los mismos problemas de mala respuesta a la vibración o a los golpes), siempre tendrá su público en los que buscan la simplicidad: grabar y poner el BluRay en el lector del salón.


Cámara lenta

Las mejoras en la gestión de la información digital en tiempo real conseguirá no sólo mejores filtros antiruido o una detección optimizada de la luz y los colores de la escena, sino también efectos tan espectaculares como la cámara superlenta.

Presente ya en cámaras de Sony como la HC3, HC5, HC7, o la HVR-V1U, e incluso al teléfono móvil LG Viewty, la posibilidad de grabar imágenes a 120 o 240 imágenes por segundo (o incluso más) seguramente se irá extendiendo a otras marcas y a una gama de modelos cada vez más amplia.


No hay comentarios:

Cuadro de búsqueda :

Resultados de búsqueda :

Se ha producido un error en este gadget.

La Voz de Galicia | Tecnología

La Voz de Galicia | Sociedad

La Voz de Galicia | Cultura

La Voz de Galicia | Deportes

La Voz de Galicia | A Coruña

La Voz de Galicia | Carballo